domingo, 4 de abril de 2021

Management | Metodología Ying-Yang

Si algo provocó la pandemia por Covid-19 (impensada) fue un gran cambio en la humanidad. Las prioridades cambiaron, las necesidades y los deseos cambiaron, la vida "normal" cambió. Los clientes están valorando mucho más a las marcas comprometidas socialmente, transparentes y que realmente tengan en cuenta la responsabilidad social. Es por esto que muchas empresas se ven "obligadas" a rever sus propósitos, y, hasta tal vez, establecer nuevos valores y principios, y con ellos, nuevos objetivos.


Jim Collins y Jerry Porras crearon una metodología basada en la creación compuesta por una dualidad: Yin y Yang (taoísmo), es decir, una fuerza que preserva el núcleo y otra fuerza que estimula el progreso, y que trabajan siempre en forma conjunta.

👍 En el núcleo se encuentran las ideas centrales: valores y el propósito.

👍 En la visión de futuro se encuentran los objetivos audaces a mediano y largo plazo con una descripción vívida de lo que se quiere llegar a ser como negocio.

Los valores y el propósito permanecen invariables, mientras que las estrategias y los objetivos van adaptándose a un mundo en cambio.

En mi opinión, los valores y el propósito, en empresas que llevan muchos años en el mercado, deben ser revisados, y en el caso de corresponder, cambiados, transformados... deben trascender para permitir que la organización siga creciendo, adaptada al mundo que los rodea. Pero no es algo que deba hacerse todo el tiempo, cómo expuse en la presentación de este posteo, considero que los grandes cambios sociales provocados por la pandemia así lo ameritan.

Los autores dejan preguntas claves para establecer el núcleo y la visión de futuro:

  • ¿Cuáles son los valores fundamentales de la organización?
  • ¿Cuál es el propósito central de la organización? (también conocido como Misión)
  • ¿Cuál es el futuro previsto de la organización?
  • ¿Podrías describir de forma vívida el futuro de la organización?

Aclaran que para las empresas chicas, que son más informales, los valores y la misión existentes son los de los fundadores. Y así es, pero si se quiere dar el salto, formalizar la empresa es el siguiente paso.

Por último, esta metodología va de la mano con otra metodología que dejé aquí en el blog: ¿Cómo crear valor para comunicar lo que hacés y generar impacto?, click aquí para ver el artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario