lunes, 10 de noviembre de 2014

10 consejos para el emprendedor "unipersonal"

El emprendedor unipersonal se maneja solo con su negocio. Esto significa que toma todas las decisiones y, por lo tanto, el control en la gestión y en los resultados es su entera responsabilidad. 

Es muy natural que esto suceda cuando se están iniciando un emprendimiento, aunque, también sucede que el emprendedor siga su negocio solo con el correr de los años ya que, por el motivo que fuere, prefiere no tener socios. 


A continuación te dejo 10 consejos:

1) Tenés que conocer cuáles son tus fortalezas y cuáles son tus debilidades. Saberlo le dá una pauta importantísima: qué podés/sabés/te gusta hacer y qué no. Llevar un negocio como único dueño no significa estar solo. Conocerte te va a indicar qué podés o debés delegar.

2) La administración del tiempo: sabemos que el emprendedor unipersonal se convierte en un “pulpo”. Esto se puede sostener por un tiempo, nada es imposible. Por eso es fundamental que organices muy bien el día a día. Tené en cuenta cuál es tu momento más productivo del día, ese momento no pongas reuniones ni dejes lugar a interrupciones. 

3) Una forma de delegar es tercerizar. No solo se puede delegar la fabricación de un producto sino también tareas administrativas (asistentes virtuales), gestión de redes sociales (community managers), marketing y ventas (consultoras), etc. 

4) Para servicios profesionales hoy funciona muy bien el trabajo en red y por proyecto o cliente. Se arman equipos de trabajo en la cual se tienen “proveedores” en forma freelance y que duran según cada proyecto. Tené en cuenta el tema impositivo. Te tienen que facturar.

5) Para emprendimientos en los que se fabrican y comercializan productos se puede tercerizar toda o parte de la fabricación. Aquí el consejo es contar con 2 o más proveedores diferentes (por ejemplo si se manda a confeccionar ropa tener varios talleres) para tener mayores opciones y poder de negociación

6) Hay que tener en cuenta que algunos proveedores van a priorizar la cantidad de trabajo, y que, de esto dependerá el precio por pieza y el tiempo de entrega. Esto influye en un alto porcentaje en el costo del producto y por lo tanto en el precio de venta al público. No hay que perder de vista en ningún momento la búsqueda y prueba de proveedores para evitar grandes dolores de cabeza. 

7) Poné por escrito las tareas, las funciones y los procedimientos, te ayudará a delegar mejor cuando llegue el momento y a mejorar los tiempos (el recurso más importante del emprendedor unipersonal). 

8) Solo todo no se puede, por eso, hay que buscar ayuda. Hay algunas alarmas que van a indicar cuándo es el momento: no hay creatividad para resolver nada, se presentan oportunidades que no se pueden tomar por falta de tiempo (físico y mental), empieza a bajar la rentabilidad y a incrementarse los problemas. 

9) ¿Dónde buscar ayuda? A veces es importante compartir con otros emprendedores que están en la misma situación, hay diferentes organismos estatales, cámaras comerciales, ong´s que nuclean a emprendedores y jóvenes profesionales. También hay consultores profesionales que pueden comprender y acompañar con ideas y soluciones. 

10) Cuando no se quiere buscar socios una alternativa interesante es armar alianzas del estilo ganar-ganar. Aquí el consejo es poner todo por escrito en un contrato.

Lic. Gabriela Dobler
@gdobler

2 comentarios: