domingo, 12 de abril de 2020

Management - Estrategia de negocio para Pymes y Emprendedores


Establecer una estrategia global de negocios es pensar las acciones que se van a realizar y los resultados que se esperan obtener en todos los aspectos del emprendimiento o de la Pyme. Una vez implementada y, pasado el tiempo estipulado, hay que contrastar esos resultados esperados con los reales para mejorar las acciones, y así sucesivamente para entrar en un proceso de mejora continua.




Desarrollar una estrategia comprende: 

  • Determinar un punto de partida >> Estado de situación (se hace mediante un dignóstico)
  • Determinar un punto de llegada >> Determinar objetivos
  • Determinar cómo vamos a recorrer ese camino >> Qué acciones se van a realizar y en qué momento

El proceso estratégico amplía lo dicho en el punto anterior.

1. Establecer el estado de situación: es decir determinar el punto de partida. ¿Cuáles son los recursos con los que se cuenta? ¿Se tiene la posibilidad de generar más recursos? ¿Cómo? ¿Cuál es el historial de ventas?. Entre otros.

2. Establecer los objetivos: los objetivos (punto de llegada) se determinan para poder establecer un rumbo. Tienen que ser realistas y cuantificables. Decir que tengo como objetivo “vender más” no es del todo correcto. ¿Cuánto más? ¿Comparado con qué? ¿En cuánto tiempo? Cuanto más precisos son los objetivos, más fácil será establecer las acciones para alcanzarlo.

3. Planificación, es decir, establecer un plan en el que se detalle las acciones que se realizarán para cumplir los objetivos propuestos. Este punto es crucial, dado que es donde hay que pensar, no solo en las acciones sino también en las alternativas o plan de contingencia. Se necesita armar un Plan general que contendrá el Plan de marketing, Plan de Producción, Plan financiero y Plan operativo, principalmente.

4. Implementación y gestión: aquí se define un Plan de acción con un cronograma donde se detallan las actividades a realizar, qué recurso se necesitarán, quién será la persona responsable de coordinar la ejecución de las acciones planeadas y su grado de decisión. Luego, comienza el momento de gestionar e ir registrando en el cronograma todo lo que se va realizando.

5. Evaluación y control: cumplido el tiempo estipulado, es momento de procesar la información, analizar y establecer nuevas pautas para mejorar.


Cuando hablamos de estrategia, hablamos de un proceso, y cuando hablamos de procesos, hablamos de aprendizaje. Cuanto más se aprende más estrategas nos volvemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario