miércoles, 11 de abril de 2012

Qué tipo de líder funciona en la empresa

Cuando se trata de liderazgo es muy difícil definir cuál tipo de líder es el que funciona ya que el liderazgo está directamente relacionado con la personalidad de quien está al frente. 

Hay una cuestión muy cierta y es que el empleado generalmente prefiere que lo conduzca una persona con conocimientos, coherente, que dé instrucciones claras, que tenga buenas maneras para decir las cosas, que genere un lindo ambiente de trabajo, entre otros. Siempre hablando de empleados que cumplen con su trabajo pautado y dan lo mejor de sí. 

El ser humano es tan complejo, que a veces necesita más que un buen ambiente, necesita que lo motiven, que lo gratifiquen, hasta que lo empujen para que todos puedan conseguir los objetivos. Conocer a las personas con las que se trabaja es fundamental para ejercer un buen liderazgo por el bien de la empresa. 

Qué tipo de líder sos

En la p.103 del libro de Alejandro Melamed: Empresas más humanas (Editorial Planeta, 2010, Argentina) encontramos diferentes tipologías de líder según su inteligencia emocional:

Líder coercitivo: "Haz lo que yo te digo". Exigen un cumplimiento inmediato de su ideas.
Líder orientativo: "Ven conmigo". Movilizan hacia el objetivo.
Líder afiliativo: "Las personas son lo primero". Crean lazos emocionales.
Líder democrático: "Qué piensas tú?". Buscan consenso.
Líder ejemplar: "Haz como yo, ahora". Esperan excelencia y autoorientación.
Líder formativo: "Intenta esto". Desarrollan a las personas.

Considero que quien está al frente de una empresa o de un proyecto tiene que tener la habilidad de transitar por los diferentes estilos, utilizar el que más se necesita según la situación (liderazgo situacional). Por eso es importante trabajar en nosotros, en capacitarnos para conocer a quienes tenemos enfrente, identificar las circunstancias y apelar inteligentemente a nuestras emociones (sin embarcarnos en ellas) para actuar en favor de lo que más conviene. 

Y, en este trabajo de autoconocimiento, es importante cultivar nuestra integridad (ser coherentes con lo que decimos, lo que hacemos y lo pensamos), porque en definitiva esto es lo que genera una cultura positiva, proactiva y sana en la empresa, promueve el acercamiento, el trabajo colaborativo y la lealtad.

Lic. Gabriela Dobler
GD Consultora - Directora
Tu consulta no molesta - Idea y conducción
@gdobler

2 comentarios:

  1. """ ... al que reparte (administra)
    con sabidurìa... """"
    --------------------------------------------------------------------------
    Asuntos de Dones personales.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto... pero cómo obtenemos la sabiduría sino a través de un proceso de prueba y error?

    ResponderEliminar