jueves, 31 de enero de 2019

Marketing - ¿Cómo los emojis nos hablan de nuestra marca y qué nos dicen?



No podía comenzar este post de otra forma que no sea con un emoji. ¿Por qué? Bueno, primero porque es el tema del que hablaremos hoy, pero sobre todo porque estos simpáticos símbolos forman parte de nuestra manera de expresarnos actualmente.

Y no solo en los chats o en las publicaciones en redes personales. Los emojis o emoticones van mucho más allá y se transforman en elementos que las empresas deben analizar desde el marketing. Los emojis nos permiten saber cómo ven nuestra marca los clientes y las sensaciones reales que asocian a ella.

Por eso te compartiremos hoy unos cuantos secretos que te permitirán interpretar los mensajes que estos íconos transmiten. Toma lápiz y papel que comenzamos este viaje por el atrapante mundo de los emojis.


¿Qué nos dicen los emojis?


Estos símbolos ya no solo aparecen en nuestras conversaciones virtuales, sino también en el mundo real. En peluches, remeras, tazas y tarjetas. Incluso también en golosinas. Los emojis se encargan de dejarnos saber qué sentimiento quieren expresar las personas y en mucho caso lo hacen mejor que las palabras.
Algunas veces un comentario que puede parecer algo negativo, finaliza con
. Esto nos permite ver que la emoción que la persona está transmitiendo no es del todo negativa. Analizando, entonces, estos gestos vamos a tener una idea más clara de las percepciones que el público tiene de nuestra marca.

¿Cómo podemos analizar la reputación de marca a través de estos gestos?

Analizando las interacciones.

Simplemente identificando los gestos de los usuarios en los distintos canales de comunicación que utilizan para “conversar” con la marca y analizando en qué ocasiones usan cada uno. Tendremos así una fuente muy valiosa de información sobre nuestra reputación y sobre el proceso de compra.

A través de este análisis podrás obtener la siguiente información:

  • Saber si los consumidores tienen percepciones generales negativas o positivas sobre tu marca. 
  • Saber en qué momento usan cada gesto para detectar qué emoción asocian a cada uno de ellos y así poder intervenir con diferentes acciones para lograr conversiones. Por ejemplo, si un emoji pensativo en un producto tecnológico significa que los clientes potenciales están comparando marcas, podemos intervenir en el proceso de compra con diversas acciones para ayudarlo a decidir.

Encontrando la verdadera información

Como estos símbolos cada vez reemplazan más a las palabras, no es extraño pensar que mucha veces los consumidores pueden referirse a un producto no por su descripción genérica sino por su emoji.

¿Que quiero decir con esto? Por ejemplo si estamos haciendo una investigación de mercado sobre nuestra competencia en el rubro pizzerías y queremos saber cuantas menciones, búsquedas u opiniones hay de cada marca y del producto en forma general no alcanzará sólo con buscar la palabra “pizza”. Ni siquiera con incluir un hashtag #pizza. Si solo hiciéramos una investigación utilizando estas pala bras podríamos sacar malas conclusiones.

Sucede que muchas búsquedas o comentarios estarán hechos reemplazando la palabra “pizza” por Si no incluímos el emoji en la búsqueda los resultados que obtengamos no serán representativos de la realidad.

Descubriendo nuestra posición en la mente del consumidor.

El famoso “top of mine” es algo que nos quita el sueño como responsables de marcas ¿Verdad? Pues bien, si quieres saber realmente qué lugar ocupa tu producto o empresa en la mente del consumidor, el análisis de emoticones no puede quedar afuera.

Si un genérico, del producto que sea, (sobre todo cuando hablamos de aquéllos de consumo masivo) se representa con un ícono, no podremos comparar nuestra posición frente a la competencia si no analizamos, además de las palabras, los gestos digitales mejor conocidos como emojis.

Veámoslo con un ejemplo simple. En este momento en Buenos Aires están creciendo muchísimo las cervecerías artesanales. Muchas marcas se disputan el público. Analizando por ejemplo el emoticon  podremos saber qué marca se asocia más a él en las redes. ¿Será Antares? ¿Berlina? ¿La Cruz? ¿Gulmen? Esta información nos permite saber cuál es la marca que ocupa el podio en la mente del consumidor.

¿Que podría pasar si analizamos el recientemente creado emoji del mate? ¿Podría decirnos cuál es la marca de yerba mate preferida por los argentinos? ¡Claro que sí!

Realizando un análisis de sentimiento para nuestra marca.


¿Oíste hablar del análisis de sentimiento? Para explicarlo en forma sencilla, diremos que se trata de la interpretación de textos asociados a marcas, productos o categorías publicados en las redes. Lo que intenta saber este análisis es si esas palabras tienen connotaciones negativas o positivas.

En este caso los emoticones serán vitales para poder descifrar con mayor certeza si se trata de apreciaciones positivas, negativas o neutrales. Pensemos otro ejemplo. Si hablamos de libros, un emoticon triste asociado a un título podría significar muchas cosas. Si se trata de un libro fuera de catálogo, podría significar tristeza por no conseguirlo. Si tiene un final triste, el ícono podría representar la emoción del lector al transitar la historia. Si se trata de una crítica, podría significar que lo ha decepcionado.

De este modo el mismo ícono podría representar, en el primer y el tercer caso, una percepción negativa. En cambio, en el segundo, sería positiva porque ese libro logró conmover al lector. 



Descubriendo tendencias que pueden impactar a nuestra marca.

Si, por ejemplo, nuestros clientes comparten determinados intereses, como puede ser en nuestro país la lucha por el aborto legal o los movimientos que abogan por el medio ambiente o por la alimentación vegetariana, reconocer los íconos vinculados a estos intereses será esencial.

Pensemos, siguiendo con el ejemplo, en el emoticón del corazón verde. Será esencial que nuestra marca lo utilice en sus comunicaciones. De este modo se acercará al público, lo representará e impulsará una reputación positiva basada en los valores de marca.

De estas y muchas otras maneras, los emoticones o emojis pueden brindarnos información muy valiosa sobre lo que el público opina de nuestra marca. En función a esta información podemos trabajar con distintas acciones de marketing para reforzar la reputación, mejorar la posición en el top of mine, difundir un producto o asociarlo a ciertos valores importantes para el consumidor, entre muchas otras cosas.

Por eso, ponete en acción y comienza a darle más valor a estos valiosos gestos digitales. ¿Qué te dirán los emoticones sobre tu marca?

No hay comentarios:

Publicar un comentario