viernes, 8 de agosto de 2014

¿Qué tengo que tener en cuenta para armar el precio de mi producto o servicio?

Los precios nos generan ingresos, por lo tanto, calcularlo bien y usarlo en nuestro favor es fundamental para incrementar las ventas. 

El público está sobre acostumbrado a las ofertas, sorteos y descuentos. Esto afecta en muchas formas a la rentabilidad de tu negocio. Para que no sufras un impacto negativo te dejo algunos puntos a tener en cuenta: 

Características del mercado: en tecnología por ejemplo hay un nicho de personas que paga mucho más caro por un producto nuevo e innovador (aunque luego vaya bajando su precio). ¿Cómo se comporta el mercado al que dirigís tu oferta?

Precios de la competencia: hoy por hoy es fundamental monitorear precios y movimientos de la competencia. No para imitar, sino para tomar nuestras propias decisiones.

Costos: un primer paso es evaluar los costos y establecer el precio desde allí, luego vienen la fijación estratégica, pero el precio tiene que ser superior al costo (todos los costos). Si no se puede es que algo anda mal.

El precio tiene que dejar margen a: ofertas, rebajas, promociones, liquidaciones. Un error es liquidar al costo. Esto sucede por falta de pensamiento estratégico.

Valor agregado y diferenciación: ¿qué ofrecés de diferente? ¿por qué a vos y no a otro? El precio no solo se mueve por el mercado, vos también podés tener tus precios según el valor que le ofrecés al cliente. 

No se vende mediante el precio, se vende el precio (Philip Kotler)

Lic. Gabriela Dobler
@gdobler

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada