miércoles, 25 de enero de 2012

¿Por qué se insiste tanto en la necesidad de un Plan de Negocios?

Para iniciar un emprendimiento no sólo hay que tener una idea sino que hay que evaluar que dicha idea devendrá en una oportunidad real de negocio. La forma de evaluar dicha idea es elaborando un Plan de Negocios ya que permite ver objetivamente que lo que intuimos es factible de llevarse a la práctica.

Para elaborarlo es imprescindible investigar el mercado, estudiar fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas (FODA), desarrollar un flujo de fondos con números reales producto de la investigación, confeccionar un plan de implementación, entre otros. Con estos elementos se podrá (y considero que también con un toque de creatividad) estudiar y diseñar estrategias y alternativas.

El Plan de Negocios además es una herramienta indispensable para buscar inversores, subsidios o financiamiento. En muchas ocasiones he visto emprendedores llevar a la práctica una idea de negocio sin estudiarla a fondo, llevados meramente por la intuición, que resultó ser un fracaso. Esto no sólo lleva a la frustración sino que es tanto el esfuerzo puesto en llevar adelante un emprendimiento que, en la mayoría de los casos, no quedan ganas de volver a intentar.

Si el emprendimiento ya está iniciado también se puede armar el Plan de Negocios, para analizar en dónde están parados y hacia dónde irán (es decir el Plan de Negocios se convierte en este caso en un “mapa” para marcar el rumbo).



Lic. Gabriela Dobler
@gdobler

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada