martes, 3 de mayo de 2011

¿Cómo venzo la incertidumbre de emprender?


La idea llegó, ya la tenemos, la trabajamos, soñamos en cómo será el “negocio”, pero de repente nos invade un miedo aterrador: ¿será factible llevarla adelante? ¿y si sale todo mal? Este miedo no es más que la incertidumbre que nos generan nuestras limitaciones internas y también las externas provenientes del contexto (amigos y familiares, mercado, etc.).

Lo primero que tenemos que pensar es que, en primera instancia, todo se basa en nuestra percepción de la realidad. 

Ahora ¿cómo salimos de esto? Como lo veo, tenemos dos alternativas: nos quedamos con la idea y nuestros miedos ó le buscamos "la vuelta" para ponernos en acción. Si nos quedamos con la idea y no hacemos nada sentiremos frustración por lo no hecho; si decidimos darle una vuelta para empezar van mis sugerencias: 

* Escribir la idea y poner por qué me la van a comprar a priori, cuál es su atractivo, su valor agregado, y no vale poner “yo sé que mi idea va a funcionar y van a comprar”, hay que ser objetivos, lo más que puedas. 

* Como del dicho al hecho hay un largo trecho, hagamos una investigación de mercado (clientes, competencia, proveedores, mercado en general), también para ver si tenemos que modificar algo en nuestra idea. 

* Analicemos los resultados con alguien (preferentemente un profesional) para evaluar objetivamente.

* Reveamos la idea original, modifquémosla con creatividad y siempre poniendo foco en el cliente.

* Si bien es muy importante armar un FODA, también es importante establecer las estrategias a seguir, sobre todo las de marketing: cómo harás para difundir tu emprendimiento (investigá las diferentes herramientas existentes, asesorate, y decidí con cuáles te vas a sentir más cómodo trabajando).

* Hay que respaldarse en los números: qué necesito para arrancar, cuánto tiempo necesito hasta lograr las ventas que cubran mis costos, cómo me voy a financiar, puedo rebajar los costos? Son preguntas que no hay que dejar de responder.

Habiendo emprendido y teniendo proyectos hoy en marcha, puedo decirles que también tuve miedo e incertidumbre, pero decidí no quedarme y buscarle la vuelta a pesar de todo. Ser profesional me da una ayuda extra, pero la experiencia hay que vivirla para entenderla y poder ayudar a otros. Por eso no pidan ayuda a gente que no sabe de qué estamos hablando, si van a emprender que sea alguien que sepa y que haya emprendido también, les aseguro que hablarán el mismo idioma y no les va a permitir dudar o bajar los brazos.

Éxitos!!!

Lic. Gabriela Dobler
GD Consultora - Directora
Tu consulta no molesta - Idea y conducción

1 comentario: